LAS ENSEÑANZAS DE SHODAI SENNIN J. A. OVERTON-GUERRA

Loading...

Thursday, June 25, 2015

LOS SIETE FACTORES CAPITALES DE LA “TORMENTA PERFECTA” - Primera Parte

LOS SIETE FACTORES CAPITALES DE LA “TORMENTA PERFECTA”



En el mundo anglófono el concepto de “la tormenta perfecta” se refiere a una tempestad especialmente devastadora – de la magnitud de un huracán colosal o de un tornado tremendo – que surge de una extraordinaria, impredecible e imparable, interacción de factores meteorológicos adversos. En términos económicos, se emplea esa expresión con respecto a un estado particularmente catastrófico que surge como resultado de la confluencia de causas tanto negativas como impredecibles e imparables.

Hoy en día podemos encontrar otra aplicación del término. Una tormenta perfecta se avecina para el mundo latino a nivel global, una catástrofe que se presenta en la concurrencia crítica de Siete Factores Capitales que describiré a continuación. Al igual que en cualquier gran evento tormentoso los efectos colaterales de esa tormenta perfecta, dada la interdependencia de la Ecología Socioeconómica Global, serán devastadores, pero no solamente para los países latinos, o para los EUA, si no con plena certeza para el mundo entero.

Ante estas condiciones correspondientes a una “tormenta perfecta” que amenaza tener efectos catastróficos para nuestra cultura y civilización, tenemos la opción, por ahora, de rápidamente reconocer la verdad y de transformarnos, de convertirnos en una cultura eficiente, adaptada a las exigencias del ecosistema competitivo en el que hasta ahora hemos encajado como mula, como mano de obra barata, como seres desechables – o de auto-consignarnos y condenarnos a que toda Latinoamérica, todo el pueblo hispano, se convierta o bien en una repetición modernizada de los Morioris (o de los Apache, o de los Yaqui, o de los Aztecas, o de los Palestinos), o en una versión extendida de Ciudad Juárez.



Los EUA y la población nacional e internacional hispana gozan de una relación algo insólita en la historia y actualidad del mundo. Para comenzar, los EUA es la única superpotencia del planeta que comparte 3,200 km de frontera con un país tercermundista – con un país cuyo índice de pobreza es aproximadamente un 45.5%  de la población. Como consecuencia es natural que exista un flujo continuo de inmigración ilegal de mexicanos (y de otros países de Latinoamérica, sobre todo de Centroamérica) huyendo de la desesperación de la pobreza en busca del sueño americano. De hecho, para completar un poco más el panorama socioeconómico y político mexicano, consideremos que el “80% de la población” o bien es “pobre” o está “en riesgo de serlo”:

Según el reporte Medición de la Pobreza presentado ayer por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), el 45.5% de los mexicanos son pobres y 40.7 millones más (es decir 34.7%) son vulnerables y podrían caer en pobreza, ya sea por tener ingresos bajos o por no tener acceso a la educación, salud, vivienda o seguridad social.[i]


Es ampliamente reconocido que históricamente los EUA se han beneficiado económicamente del estado de pobreza de los países latinos, siendo, por ejemplo, la mano de obra barata (e ilegal) mexicana fundamental para la prosperidad de la industria agrícola de estados fronterizos como California y Arizona. Los EUA, adoptando, adaptando y modernizando el modelo histórico de colonización europea, se han beneficiado económicamente tanto de la proximidad de países tercermundistas en su esfera de influencia geopolítica como de “comunidades tercermundistas” – guetos latinos y afroamericanos – dentro de sus propias fronteras.

No obstante, dos fenómenos colosales con respecto a la población latina y latinoamericana han originado un proceso de cambio crítico a la futura estabilidad socioeconómica y política de la última superpotencia del planeta. El primer fenómeno es el cambio demográfico en la sociedad americana misma, donde la población latina, según el censo del 1 de julio del 2013 alcanzó los 54 millones representando un 17% de la población americana, convirtiendo a “las personas de origen hispano en la más grande minoría étnica o racial de la nación”; y de acuerdo a los proyectados índices de aumento poblacional latino, la “población hispana proyectada para los Estados Unidos en el año 2060” será de 128 millones de habitantes y “los hispanos constituirán el 31 por ciento de la población del país para esa fecha.”[ii]

 El segundo fenómeno ya fue aludido anteriormente: el fenómeno de la formación del mercado tremendamente lucrativo de la droga ilícita que ha creado oportunidades económicas anteriormente inimaginables e inalcanzables para las comunidades hispanas – tanto dentro como fuera de los EUA. Anteriormente condenados a una miseria interminable – por un ciclo vicioso de condiciones políticas, socioeconómicas y faltas de capital cultural y de capital cultural competitivo – el mercado internacional de las drogas ilícitas ha creado oportunidades económicas ideales para explotar precisamente las lamentables condiciones decadentes características de la Hispanidad. La confluencia de las condiciones sociales, económicas y políticas en Latinoamérica, junto con el estado de decaimiento de la cultura, ha causado devastaciones siniestras no solamente entre sus propias comunidades, sino entre las comunidades hispanas dentro de la superpotencia americana.

La problemática de la interacción de los “dos fenómenos colosales” es tan trágica como lo es potencialmente explosiva, y las consecuencias previsibles pudieran llegar a ser hasta comparables, cualitativamente (de la naturaleza de la tensión) al menos, a la situación de crisis entre el estado de Israel y la población Palestina y musulmana en general. Cuantitativamente hablando, es decir, en términos de la magnitud de la crisis, el impacto potencial es mucho mayor a la situación entre israelitas y palestinos puesto que las cantidades de personas afectadas es muy superior, la extensión geopolítica impactada sería mucho más extensa, y los recursos de ambos bandos son inmensamente superiores (el gobierno de los EUA y los cárteles del narco). No se puede comparar la capacidad destructiva de los EUA con el de Israel, ni tampoco se pueden comparar los escasos recursos de los palestinos con los recursos – económicos, políticos, sociales – prácticamente inagotables obtenidos del negocio del narcotráfico. El compromiso implacable del gobierno estadounidense a la guerra contra el narco solamente ha servido para afianzar y ahondar la gravedad y la extensión de esta crisis.   





De acuerdo con el planteamiento anterior podemos representar la amenaza hispana a los EUA, y por ende al mundo entero, en términos de Siete Factores Capitales divididos en tres categorías (Factores Internos, Factores Externos, y Factores Internos-Externos) interdependientes e interrelacionadas:


FACTORES CAPITALES INTERNOS A LOS EUA:

1.                Creciente población hispana con bajo capital cultural: El creciente número de hispanos junto con su característico patrón de altísimos índices de criminalidad, bajo rendimiento académico, y alto porcentaje de pobreza, asegura la decadencia socioeconómica de la sociedad americana en cuestión de dos o tres generaciones ofrece oportunidades ilimitadas de reclutamiento para las bandas criminales locales y transnacionales (como los MS-13), y también para los cárteles internacionales del narcotráfico, los cuales, como veremos en mayor detalle más adelante en esta serie, ya llevan años reclutando adolescentes como soldados y sicarios en el lado estadounidense de la frontera.[iii] 

2.                Bajo índice de aculturación entre la población hispana: La población hispana en lo EUA se caracteriza por traer de su país de origen los mismos valores culturales y costumbres (incluyendo el lenguaje, claro) del país que dejaron atrás sin darse cuenta de que esos mismos valores culturales son responsables por las condiciones que los motivaron – u obligaron – a emigrar. La manutención del lenguaje es uno de los mayores obstáculos a la absorción de los valores competitivos – y de la cosmovisión – de la cultura americana, mejor adaptada al Ecosistema Socioeconómico Global que aquella proveniente del Tercer Mundo. Otro obstáculo a la aculturación de la población hispana es el influjo constante de inmigrantes (mucha de ella ilegal) desde el exterior (países latinoamericanos, sobre todo de México). La preservación del lenguaje, junto con el contacto constante de miembros de la cultura del país de origen o recién llegados del mismo, interfiere, según expertos[iv], con la adopción e incorporación entre los hispanos de los valores y principios competitivos y emprendedores propios de la cultura angloamericana. El flujo regular de hispanos desde Latinoamérica asegura que los valores y principios tercermundistas sigan vigentes entre la población de hispanos en los EUA impidiendo que ésta aporte positivamente en la medida similar a otras culturas, como la japonesa, la judía, la alemana, o la china, contribuyendo a asegurar que la comunidad hispana en los EUA represente una buena parte del “Tercer Mundo en el Primero”.


[ii] “Hispanic Americans By the Numbers”, por la “U.S. Census Bureau”, 1 de julio 2013. http://www.infoplease.com/spot/hhmcensus1.html

[iii] Ej.: “Mexican drug cartels recruiting teens, Texas officials say”, por Nick Valencia, CNN, Viernes 14 de octubre, 2011, http://www.cnn.com/2011/10/14/us/texas-mexican-cartels/. Activado por última vez el 31 de octubre, 2014.

[iv] Ej.: “Jews, Confucians, and Protestants. Cultural Capital and the End of Multiculturalism” (2013), Lawrence E. Harrison, Rowman & Littlefield Publishers, Reino Unido.

Monday, June 8, 2015

EL FIN DEL MULTICULTURALISMO páginas 181-186

CRÓNICAS DE UNA TORMENTA PERFECTA:
La Narcorrevolución, la Crisis Internacional del Mundo Hispano 
y la Biopsicofilosofía Cultural.
VOL. 1 ZONA CERO – DE LA DENEGACIÓN A LA ADMISIÓN. 
Páginas 181-186


página 181

EL FIN DEL MULTICULTURALISMO



El derecho a la libertad de culto es parte del gran legado del liberalismo, movimiento social y político emergente de la Ilustración europea. Implica que todo individuo tiene el derecho a sus propias creencias, en particular las religiosas. Fue ideada como uno de los pilares esenciales de la ideología de la Declaración de Independencia y de la fundación de los Estados Unidos de América; y se entiende como implícita en las palabras “fraternidad, libertad, igualdad” propias de la ideología social dominante en la Revolución Francesa; forma parte del concepto universal de los derechos humanos propiciado por la ONU; es la otra cara del multiculturalismo: la posición políticamente correcta – pero efectivamente errónea – de que todas las culturas son iguales y que ninguna es inherente superior a otra o a las demás.

Es la farsa más grande que se comparte y difunde entre casi toda la humanidad, es el mayor engaño mediante el cual las clases altas han mantenido su control social, político y económico sobre las bajas y los países del Primer Mundo sobre los del Tercero. Fue la herramienta psicológica, cognitiva, cultural más empleada por el esclavista sobre su mercancía humana y del colonizador europeo, y del neo-colonizador americano sobre el colonizado latinoamericano. Esencialmente consiste en dar permiso, o mejor aún, en venderle a un pueblo una serie de creencias que le incapacitan, desde la cuna hasta el sepulcro, para competir efectivamente en tu contra. Tienes el derecho de encerrarte mentalmente en una cosmovisión que garantiza mantenerte intelectualmente y físicamente en condiciones de inferioridad. En una palabra que te otorga el derecho de mantenerte “humilde”.
Como veremos en un futuro segmento dedicado al comentario de “La imitación a Cristo”, la palabra “humilde” tiene gran peso para la cultura hispana debido al efecto omnipresente de siglos y siglos de adoctrinamiento católico. Debido a este adoctrinamiento el latino aprende a valorar la humildad

por SHODAI SENNIN J. A. OVERTON-GUERRA

página 182

pero a resentir la altivez – la cual confunde con la soberbia de igual forma que confunde la autoconfianza con la prepotencia. A la hora de entender, en buena medida, por qué la cultura ibérica e iberoamericana (y aquí agrego la lusitana y la brasileña) carecen del capital cultural competitivo de casi cualquier otra cultura del mundo occidental conviene entender algo sobre lo que significa la “humildad” y cuál es la etimología de la palabra:

[Humilde] Proviene del latín humilis, que denotaba conceptos como ‘bajo’, ‘de corta estatura’, ‘rastrero’, ‘que tiene sentimientos bajos’, ‘descorazonado’, ‘mezquino’. Con el advenimiento del cristianismo, la humildad empezó a ser apreciada como ‘virtud moral’ – una categoría ligeramente inferior a las virtudes teologales y cardinales del cristianismo – y adquirió una connotación más positiva de la que había tenido para los romanos. Humilis se formó a partir de humus: ‘humus’, ‘tierra’, ‘suelo’…ccix


El cristiano, principalmente el católico, considera que la piedad del hombre se muestra en la humildad que demuestra ante todos los demás. ¿Por qué? Porque cualquier logro que el ser humano obtenga nunca es por su propia autoría: para el cristiano, el ser humano es solamente el ejecutor de la voluntad y de la capacidad de Dios. El concepto de Dios (de lo sagrado) y de la relación con Dios exige que el ser humano reconozca la gloria – y la autoría Divina – del Señor siendo humilde en su trato y manera. Más adelante trataré el proceso de la inversión de valores que emplea el cristianismo con respecto a los valores tradicionales de las castas guerreras, de la aristocracia romana y de la nobleza europea, pero de momento es indispensable considerar el precio que el hispano ha pagado, y sigue pagando, al considerar, como dice el personaje de Berganza en la obra cervantina titulada “El coloquio de los perros”: “la humildad es la base y fundamento de todas virtudes”.

VOL. 1 ZONA CERO – DE LA DENEGACIÓN A LA ADMISIÓN

página 183

El “Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.”ccx, nos ofrece varias definiciones y aplicaciones del adjetivo “humilde”:

1) Se “aplica a la persona que tiene la capacidad de restar importancia a los propios logros y virtudes, y de reconocer sus defectos y errores”. Antónimo: “engreído”, “vanidoso”.
2) Se “aplica a la persona que pertenece a la clase baja, que tiene pocos recursos económicos.” Sinónimo: “modesto”.
3) Se dice de quien es “de rango inferior o de baja calidad: una choza humilde; era un humilde músico de iglesia.”
4) Humilde es quien es “dócil, obediente, sumiso”, lo opuesto de “soberbio”.
5) “Que carece de nobleza” – énfasis mío.
Humilde, “que carece de nobleza”. Entonces – ¿qué significa la nobleza?:
1) En los países aristocráticos se refiere a la “Clase o grupo social formado por los nobles de un país o un territorio.”
2) En términos de atributos del carácter o la personalidad: “Generosidad, honradez y total ausencia de maldad en una persona, en su comportamiento, su actitud o sus acciones.”
3) “Cualidad de los animales que son fieles a las personas: la nobleza es una cualidad del caballo.”
4) “Característica de las cosas que tienen gran calidad, categoría o valor: la nobleza de la madera y del mármol hacen de este mueble un ejemplar único.”

Hay una expresión francesa, “noblesse oblige” – la nobleza obliga – que nos da otro concepto importante a la definición del término “nobleza”. “La nobleza obliga” explícitamente implica ambas la superioridad del noble y su responsabilidad con aquellos menos capacitados o afortunados debido a esa superioridad – son las palabras del tío Ben que le pesan en la conciencia de Spiderman – “con gran poder viene gran responsabilidad”:

por SHODAI SENNIN J. A. OVERTON-GUERRA

página 184

"Noblesse oblige" se utiliza generalmente para dar a entender que junto al dinero, poder y prestigio vienen ciertas responsabilidades. Especialmente en inglés estadounidense, el término se usa comúnmente para sugerir que aquellos "más afortunados" están en la obligación moral de ayudar a aquellos que son "menos afortunados".ccxii

La Nobleza – esa calidad de sentirse y de saberse superior por haberse ganado ese derecho – y la humildad – el saberse o creerse inferior por dogma o decreto – son conceptos antagónicos. Generalmente hablando no vemos que la humildad sea una condición indispensable entre los Grandes de la historia: Ludwig Van Beethoven no era “humilde”; Leonardo Da Vinci tampoco lo fue; Alejandro Magno menos; Genghis Khan, ni hablemos. Tampoco fueron “humildes” Simón Bolívar, Amadeus Mozart, Thomas Edison, Thomas Jefferson, Bruce Lee, Martin Luther King Jr., Michael Jordan, Nelson Mandela, Napoleón Bonaparte, Aristóteles, Miguel Ángel, Picasso, etc., etc. Todos estaban muy conscientes de su valor, de lo que eran capaces, y de la superioridad que habían logrado. De hecho, cuando lo analizamos bien, el Buda tampoco fue “humilde”: cualquiera que sale de su palacio declarando que él mismo va a encontrar el remedio al sufrimiento – cuando ningún otro ser humano lo ha logrado – está afirmando explícitamente que es más capaz que cualquier otro para hacerlo. Gandhi tampoco fue “humilde”. Cualquiera que se sienta capaz de organizar una nación contra el imperio más poderoso de su día no tiene nada de “humilde”. Podrá ser “modesto”, es decir, consciente de sus limitaciones y no dado a alardear sus logros, pero jamás humilde; podrá ser “cortés”, o sea que “demuestra atención y cordialidad hacia las personas”. La modestia y la cortesía, de hecho, son ambas características de la nobleza, más la segunda que la primera. No discuto el valor de la humildad para aquél o aquella cuya posición o falta de formación lo requiera, pero una cultura de hombres humildes no va a dejar de arrastrarse como tales. Claro, que para un hispano religioso la “grandeza” del individuo es de poca monta: ¿de qué le sirve la grandeza si eso no le va a ganar la Gracia de Dios? De todos modos, recordemos las palabras de Emiliano Zapata: “El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre pero que

VOL. 1 ZONA CERO – DE LA DENEGACIÓN A LA ADMISIÓN

página 185

no grite cuando lo pisen”. Pero como diría el personaje de Beowulf: “La hora de los héroes ha muerto, Wiglaf – el Dios Cristo los ha matado dejando a la humanidad con nada más que mártires llorones, llenos de miedo y vergüenza.”

Lo que he denominado en otro lugar “la Terna Negrera” – los gobiernos corruptos, las transnacionales insaciables, y las instituciones religiosas, sobre todo la Iglesia Católica – se ha beneficiado tremendamente del concepto de “humildad” que tanto valora el hispano – y de las multitudes de “gusanos” que ha engendrado. El catolicismo inculca el valor de la humildad en el hombre latino mediante la creencia de que “los últimos serán los primeros” en la muerte, el gobierno se asegura de que el latino siempre sea el último, y las transnacionales los explotan por serlo. De nuevo como bien dijo Zapata: “La ignorancia y el oscurantismo en todos los tiempos no han producido más que rebaños de esclavos para la tiranía”.

La idea por lo tanto, de que cada uno es libre de creer lo que quiera ha perpetuado un convenio entre “la ignorancia y el oscurantismo” de los “rebaños”, y los agentes de la “tiranía”. Para Freud la creencia en Dios era una inmadurez psicológica de un pueblo que busca una figura paterna – claro, en el caso de los hispanos una figura materna; para Marx, que presenció y comentó sobre los efectos devastadores del opio entre la población China a raíz de las guerras del opio con Gran Bretaña, la religión era otro estupefaciente adictivo más que reduce las masas sumisas y controlables; para Napoleón la religión es “lo que evita que los pobres maten a los ricos”. La lista de individuos de distinción e intelecto que hayan observado que la religión ha servido para mantener abajo a “los de abajo” es interminable. El convenio del “respeto a la creencia ajena” ha garantizado un status quo según el cual el pobre se siente regio con sus creencias y el rico se enriquece del pobre gracias a las mismas. El Primer Mundo promovía esa retórica a nivel ideológico y político porque a nivel económico y social le convenía que las “repúblicas bananas” tuvieran sus revoluciones, matanzas, gobiernos sádicos, y pueblos mártires porque desde la comodidad de sus pantallas anchas podrían ver los resultados como un canal de entretenimiento más – hasta la llegada del narcocomercio y su amenaza a

por SHODAI SENNIN J. A. OVERTON-GUERRA

página 186

su propia seguridad nacional y su propia salubridad pública. La sangre derramada en el Tercer Mundo empieza a salpicar los trajes de Wall Street.

Tuesday, May 26, 2015

"CRÓNICAS DE UNA TORMENTA PERFECTA" DISPONIBLE PARA DESCARGA GRATIS!!!

CRÓNICAS DE UNA TORMENTA PERFECTA:
La Narcorrevolución, la Crisis Internacional del Mundo Hispano y la Biopsicofilosofía Cultural.
VOLUMEN 1: ZONA CERO – DE LA DENEGACIÓN A LA ADMISIÓN

Disponible para descarga gratuita en PDF en el grupo de "CRÓNICAS DE UNA TORMENTA PERFECTA - LA CRISIS DEL MUNDO LATINO".

https://www.facebook.com/groups/523500961084082/641612795939564/



Esperamos sus comentarios y su colaboración de difusión de una obra que se ofrece para el beneficio de todas las culturas hispanas del mundo, hoy en día en severa crisis.

Sunday, February 1, 2015

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE OBAMA

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE OBAMA[1]
31 de DICIEMBRE, 2014

Sr. Presidente,
CC: Lista de Distribución (pendiente)
Hay un asunto de suma importancia para la seguridad nacional y para la futura prosperidad de nuestra nación que precisa su atención. Es a la vez un tema que tendrá un impacto directo sobre el legado de su presidencia –  puesto que a pesar de no ser un problema de su creación transcurre en la actualidad bajo su mando y, por lo tanto, exige como mínimo el inicio de una solución. Me refiero a lo que he acuñado la “narco-revolución de América”.[i]
Los analistas sociales, políticos, económicos y militares estadounidenses suelen ser brillantes a la hora de analizar a escala pequeña. Sin embargo, mientras que son bastante notables, y posiblemente sin igual en cuanto a la identificación, el análisis y la clasificación de “árboles” individuales, son igualmente y notoriamente incompetentes cuando toca apreciar la naturaleza del “bosque” en su conjunto. Sr. Presidente, este es el tipo de “miopatía reduccionista” que llevó a las organizaciones de los servicios de inteligencia de este país a no verle las orejas al lobo, resultando en la pérdida inmediata de miles de vidas y de miles de millones de dólares durante el ataque del 11 de septiembre, y la consiguiente pérdida de miles y miles de vidas aún más, por no hablar de miles y miles de millones de dólares, que resultaron de nuestras consiguientes invasiones a Irak y Afganistán. Sólo hablando en términos relativos, lo que estamos enfrentando aquí es una amenaza mucho mayor que un puñado de terroristas estrellando unos pocos aviones contra inmobiliaria costosa – tenemos que retroceder un paso de los árboles y apreciar el bosque.
Como individuo de ascendencia judía, española, africana e indígena americana lo que voy a transmitir no es con intención de avivar las llamas del debate anti-inmigratorio, ni pretende singularizar a determinados grupos étnicos para un escrutinio discriminatorio. Sin embargo, no debemos evadir la verdad en nuestro temor a lo que ella descubra. Al contrario, lo que se necesita, sobre todo, es llamar la atención de la nación a una cuestión que nos afecta a todos por igual. Sin importar nuestra raza, etnia o cultura todos estamos verdaderamente en el mismo barco: juntos o bien nos hundiremos o navegaremos.
Sr. Presidente, creo que el futuro de los Estados Unidos de América, definido en términos de nuestra prosperidad económica, nuestra estabilidad política, nuestra seguridad y nuestro status continuo como superpotencia depende más de la población hispana que de cualquier otro factor individual discernible. Como uno de sus más ilustres predecesores, el presidente Abraham Lincoln, acertadamente declaró: “América nunca será destruida desde el exterior. Si fallamos y perdemos nuestras libertades, será porque nos destruimos nosotros mismos”.
Dicho eso, Sr. Presidente, hoy lo que podemos describir fácilmente como el mundo de habla española está pasando por una situación de crisis internacional sin precedentes. Esta crisis no es sólo de interés académico para nosotros, sino todo lo contrario. Es una crisis que está estrechamente unida a nuestros propios intereses nacionales tanto a nivel doméstico como a nivel internacional. Es una crisis que no tiene rival en cuanto a nuestra seguridad nacional se refiere; y – como ya he implicado – se trata de una crisis que atañe más directamente al futuro de nuestra nación que cualquier otra.
Mientras que países como México, Venezuela, Perú, Argentina, y los que pertenecen al llamado "Triángulo de la Muerte" – Honduras, El Salvador y Guatemala – están constantemente en las noticias internacionales por sus altísimos índices de violencia – a menudo vinculados al tráfico de drogas – en nuestro esfuerzo para comprender el bosque no debemos pasar por alto el hecho de que muchos, si no es que la mayoría de las comunidades y naciones de todo el Mundo Hispano, están igualmente acosadas por escándalos de corrupción y crimen organizado a un grado absolutamente desproporcionado en comparación con la mayoría de las demás naciones occidentales civilizadas. Por lo tanto, debemos considerar las cuestiones relacionadas con el mundo de habla hispana no como árboles aislados acosados por problemas sociales, políticos y económicos temporales, sino más bien como un gran bosque asediado por problemas culturales profundamente e históricamente arraigados. Y es un bosque, Sr. Presidente, que no termina convenientemente en la frontera con México, sino que se extiende profundamente en todos los aspectos de nuestra sociedad americana:
A pesar de que muchos individuos de origen hispano se han distinguido por sus excelentes contribuciones y máximo sacrificio a nuestra nación en todos los niveles y ámbitos de la vida, también hay que reconocer que, estadísticamente hablando, aquí en los Estados Unidos de América la población hispana (o latina como algunos prefieren) se caracteriza por su bajo nivel socioeconómico en general ($40,963 dólares anuales por familia, en comparación con $58,270 de los blancos no hispanos por hogar por año en el 2013[ii]  – casi un 30% menos), por el muy bajo rendimiento académico de sus estudiantes (mientras que continúan consistentemente atrasándose en cuanto a la media nacional)[iii], por sus altísimos índices de pandillerismo, de afiliación con pandillas entre sus jóvenes, y por sus altísimos índices de embarazos de adolescentes.
La relación entre el bajo rendimiento académico de los jóvenes hispanos, sus tendencias demográficas, y el futuro de nuestra nación está concisamente resumida por el siguiente pasaje de un artículo publicado en 2013 en el Huffington Post:
A medida que los hispanos superan a los californianos blancos en la población el próximo año, el estado se convierte en un posible modelo para el resto del país, el cual está pasando por un cambio demográfico más lento pero similar. Pero cuando se trata de la manera en que California educa a sus estudiantes de color, muchos dicen que sirve como un modelo de lo que no se debe hacer.
En California, el 52 por ciento de los 6 millones de niños de las escuelas del estado son hispanos, mientras que sólo el 26 por ciento son blancos. Y los estudiantes hispanos en general están recibiendo una educación peor que sus compañeros blancos. Sus clases son más grandes, las ofertas de cursos son menores y la financiación es menor. La consecuencia es obvia: un rendimiento inferior.
Sólo el 33 por ciento de los estudiantes hispanos son competentes en lectura en el tercer grado, en comparación con el 64 por ciento de los estudiantes blancos. En la escuela secundaria, uno de cada cuatro alumnos hispanos del grado 10 en California no puede aprobar el examen de egreso de matemáticas del bachillerato, en comparación con 1 de cada 10 estudiantes blancos. Y mientras que las puntuaciones de las pruebas generales de todo el estado han aumentado en la última década, el abismo entre el rendimiento [entre blancos e hispanos] no ha cambiado. [...]
“Nos estamos quedando atrás”, dijo Luis Pedraja, rector de la Universidad de Antioch en Los Ángeles. “En última instancia nos enfrentaremos a una crisis donde la mayoría de la población de los Estados Unidos estará en desventaja económica, lo que reducirá su poder adquisitivo y su contribución a los impuestos y a la Seguridad Social, lo que afectará a todos los segmentos de la sociedad y a la salud económica de nuestro país.” [iv]

Sr. Presidente, aquí hay una breve muestra de algunos simples pero honestos hechos que apoyan mis afirmaciones anteriores: hispanos han compuesto, consistentemente durante los últimos casi veinte años, casi el 50% de los miembros de las pandillas en la nación[v], “3 de cada 10 jóvenes latinos dicen tener un amigo o un pariente pandillero activo o retirado[vi], y el 46.3 por mil de las niñas hispanas entre las edades de 15 y 19 tienen bebés, en comparación con el 20.5 por cada mil niñas blancas no hispanas de la misma edad.[vii] Le recuerdo Sr. Presidente, que muchos de sus propios expertos y asesores han identificado a las pandillas como las manos y los pies, los ojos y los oídos de esos mismos cárteles internacionales de la droga que son el objeto de la guerra de nuestra nación contra el narcotráfico, y que algunos de esos mismos asesores y expertos han identificado, desde hace años, a estos mismos cárteles de la droga como “una amenaza tan grande para nuestra seguridad nacional como el terrorismo”.[viii]
 Creo, por lo tanto, estar bien asentado, Sr. Presidente, cuando respetuosamente sugiero que para comprender plenamente la naturaleza de las dificultades que aquejan a las poblaciones hispanas dentro de nuestras fronteras – y por lo tanto formular soluciones realistas y fiables para esas dificultades – primero tenemos que estar dispuestos a aceptar la naturaleza cultural de sus problemas, y comenzar a hacerlo mediante un examen meticuloso de esos mismos antecedentes culturales dentro de sus países de origen.
 Estudios recientes llevados a cabo por la ONU[ix] y por Gallup[x] confirman independientemente que los países de América Latina se encuentran entre los más violentos del mundo, superando incluso a las naciones de África y del Medio Oriente. En un reciente anuncio del 16 de diciembre de 2014, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos establece que “México está experimentando la peor crisis de violencia desde la Revolución: 22,000 desapariciones forzadas, miles de casos de tortura, más de 70,000 ejecuciones extrajudiciales y más de 160,000 traslados forzosos[xi].

Sin embargo, México es sólo parte de un patrón mucho más extenso y arraigado que implica la mayor parte del continente latinoamericano. En su propia declaración del 3 de diciembre, también de ese año (2014), el ACNUR ("Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados") informa que “América Latina y el Caribe cuentan con más de 6 millones de desplazados internos, refugiados, solicitantes de asilo y apátridas y la región también está recientemente tratando con miles de niños no acompañados que huyen hacia el norte y que buscan seguridad en América Central y más allá.[xii] Toda la evidencia indica claramente, Sr. Presidente, que la crisis de esta naturaleza es probable que aumente en los próximos años: Mientras que en el pasado, “dictaduras, golpes de estado y guerras civiles han desplazado a personas de sus hogares en Centroamérica, Haití y otras partes del continente”, “hoy en día, la desenfrenada violencia de pandillas y las guerras entre narcos han dislocado un número creciente de personas de México, Colombia y Centroamérica”.[xiii]
 El resultado de estos trágicos acontecimientos está directamente relacionado con la falta de prosperidad económica, de estabilidad política y de seguridad social en el mundo hispano, que a su vez dieron lugar a una crisis de niños refugiados en la frontera entre los EUA y México – “de proporciones épicas[xiv] – con serias implicaciones políticas para el gobierno de los Estados Unidos[xv] [xvi] [xvii] [xviii] [xix] [xx], como usted mismo, Sr. Presidente, es muy consciente. “La violencia de pandillas como la principal causa del desplazamiento llamó la atención después de que casi 70 mil niños que viajando solos – principalmente de Honduras, El Salvador y Guatemala – fueron capturados cruzando la frontera entre México y los Estados Unidos este año, más del doble que en 2012. [xxi]  Sin embargo”, afirma Jan Egeland, director del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC): “Esto es sólo la punta del iceberg. ¿Cuántas otras personas fueron desplazadas y nunca llegaron a la frontera? Muchas más. América Latina tiene que hacer frente a esta tremenda ola de violencia, y el mundo tiene que ayudar[xxii].
Sr. Presidente, parte de ese “mundo” que “tiene que ayudar”, incluye a los Estados Unidos de América en particular – y no debido a ningún extravagante sentido del altruismo que no podemos permitir, sino debido a ese muy tradicional sentido pragmático americano del interés propio y del instinto de la preservación.
Respetuosamente le recuerdo, Sr. Presidente, de que muchas de estas mismas pandillas que operan en la América Central – como es claramente el caso por ejemplo con las pandillas MS-13 y MS-18 – y cuyas actividades son responsables por esa misma crisis de refugiados que finalmente arrasó un sendero al umbral de la Casa Blanca, no sólo se originaron en los Estados Unidos, sino que encontraron su camino a América Latina como consecuencia directa de las decisiones y del asesoramiento de nuestros dizque “expertos”.
A estos "expertos" en su infinita sabiduría, y sin duda profunda perspicacia intelectual,  les pareció  apropiado deportar a estos gánsteres americanizados, en muchos casos soldados con entrenamiento militar, a naciones ya empobrecidas y desgarrados por guerras civiles (resultantes, por supuesto, de la participación de los Estados Unidos), a naciones completamente no equipadas, no capacitadas, y no acostumbrados a la extrema violencia organizada perpetrada por el tipo de guerra criminal urbana de baja intensidad que es la rutina diaria de un pandillero.
Respetuosamente también le pido, Sr. Presidente, que tenga en cuenta que casi el 50% de esas mismas pandillas en los Estados Unidos están compuestos por miembros de comunidades con lazos familiares y culturales con América Latina – frecuentemente con vínculos con pandillas transnacionales y cárteles de la droga latinoamericanos.
Parece ser, Sr. Presidente, que estamos cazando zorros en el campo mientras que los criamos en nuestro propio gallinero – y luego nos preguntamos por qué estamos perdiendo gallinas.  (¡Francamente, si seguimos confiando en la sabiduría y el intelecto de esta clase de denominados “expertos” y asesores presidenciales que nos metieron en este lío en primer lugar, me temo que la próxima crisis constará de los estadounidenses buscando el status de refugiado en la frontera canadiense!)
 Por tanto, debemos reconocer dos – de los muchos –  factores esenciales interdependientes que se han combinado y conspirado para agregar al alto grado de complejidad en la naturaleza de la crisis que estamos enfrentando, tanto a nivel mundial como nacional.
 En primer lugar, tenemos el pésimo historial nacional de políticas raciales fallidas, que se refleja claramente en nuestra incompetencia como nación para superar la centenaria barrera racial que ha establecido una pared de desigualdad institucional entre los que “tienen” y los que “no” – en su mayor parte de acuerdo a líneas raciales. A pesar de mi crítica de la cultura hispana, Sr. Presidente, es necesario que sepa en términos inequívocos que soy, no obstante, muy consciente – e igualmente crítico – de la naturaleza endémica de la corrupción y de la discriminación racial arraigada en el propio sistema judicial de esta nación – una realidad que personalmente – junto con millones de mis compatriotas hispanos, afroamericanos y nativos americanos – me ha resultado muy cara y que detallo en mi libro Mandated Report[xxiii]. Yo he experimentado el tipo de políticas nacionales fallidas que han creado las condiciones perfectas para que las minorías de color socialmente marginadas se críen en entornos criminalmente decadentes, desprovistos de la clase de reforma educativa y cultural que los convirtiera en miembros productivos de la sociedad, respetuosos de la ley, en lugar de delincuentes peligrosos. Estamos tratando aquí, Sr. Presidente, del fracaso de los Estados Unidos como sociedad para integrar a millones de sus conciudadanos y residentes en el redil de algo que se asemeje a un contrato social equitativo. El resultado ha sido el cultivo de una subcultura anti-social que no le debe ninguna deuda de honor a esa misma sociedad que reniega de sus miembros y que le sigue privando de derechos.
En segundo lugar, Sr. Presidente, tenemos una larga historia de políticas exteriores igualmente fallidas, mejor caracterizadas por el adagio auto-derrotista de “ganancia a corto plazo a cambio de dolor a largo plazo" y por un récord consistente de “retroceso” (“blowback”) internacional – que es como muchos catalogan el ataque del 9/11. Tenga la seguridad, Sr. Presidente, de que no importa lo que digan sus llamados expertos y asesores, la crisis de refugiados en la frontera del 2014 es sólo el comienzo.
 ¿Cuál es el común denominador que une a estos dos errores fatales en la estrategia política, económica y social de los Estados Unidos? Simple: nuestro rotundo fracaso (y a menudo denegación) a la hora de reconocer la importancia de la cultura en la determinación del procedimiento político, económico y social. Así mismo está nuestra falta de competencia a la hora de reconocer la relación causal entre las creencias y los valores religiosos – los cuales son el núcleo de la cultura –  en estipular la estabilidad, la seguridad y la prosperidad, o falta de la misma, de cualquier nación dada. Nuestra propia cultura, arraigada en su falta de apreciación cultural, Sr. Presidente, es la razón por la cual perdimos la guerra de Vietnam; es por lo que estamos perdiendo la Guerra contra las Drogas; es la razón por la que estamos en caída libre en cuanto a la Guerra contra el Terror mientras que insistimos en engañarnos a nosotros mismos en la creencia de que estamos en vuelo. Es por motivos culturales por lo que estas dos guerras – la Guerra contra el Terror y la Guerra contra las Drogas – se están ensamblando de manera invariable en dos frentes interrelacionados, tanto en la América hispana como en las comunidades hispanas dentro de los EUA, para crear una Tormenta Perfecta la cual – a menos que transformemos rápidamente nuestra propia cultura con respecto a la ideología política, económica y social americanas – sin lugar a dudas nos hundirá como nación en los abismos del tercermundismo. Tenemos que reevaluar seriamente nuestra propia capacidad para evaluar; sin embargo, mientras que continuemos concibiéndonos como “una nación bajo Dios”, igualmente seguiremos negándonos a nosotros mismos la objetividad crítica y la autoconciencia racional necesarias para hacerlo.
La cultura –  en este caso particular la cultura hispana - es la razón por la que durante siglos ningún país de habla española ha sido capaz de adaptarse a las exigencias competitivas del mundo moderno y proporcionar un mínimo de prosperidad económica, de estabilidad política y de seguridad social decente y sustentable,  incluso para sus más preciados y vulnerables ciudadanos: sus propios hijos. El envío de miles y miles de niños no acompañados y desprotegidos a través de miles de kilómetros de territorio peligroso es un acto de desesperación que pocos estadounidenses pudieran imaginar. Esto dice mucho del estado actual de la situación de numerosos países latinoamericanos.
Hace doscientos y un años, tres semanas y cuatro días, Sr. Presidente, que un predecesor suyo, Thomas Jefferson (1762-1826), uno de los más ilustres defensores de la libertad y de la democracia de su época, uno de los Padres Fundadores de la nueva nación de los Estados Unidos, autor de la famosa Declaración de Independencia y tercer presidente (1801-1809) de la emergente nación de América, demostró su comprensión de la función crítica de la cultura (y de la religión) cuando escribió las siguientes palabras sobre la relación entre la religiosidad de un pueblo y la falta de preparación para el establecimiento de la democracia efectiva que observaría en los países emergentes de América Latina:
La historia, en mi opinión, no aporta ningún ejemplo de un pueblo de sacerdotes plagado manteniendo un gobierno civil libre. Esto marca el grado más bajo de ignorancia, de la cual sus líderes civiles y religiosos siempre se servirán para sus propios fines. La proximidad de la Nueva España a los Estados Unidos, y su consecuente trato, pudiera proporcionar escuelas para las clases superiores, y un ejemplo para las clases más bajas de sus ciudadanos. Y México, [...] pudiera revolucionarse bajo mejores auspicios que las provincias del sur. Éstos últimos, me temo, deben terminar en despotismos militares. Los diferentes elencos de sus habitantes, sus odios mutuos y celos, su profunda ignorancia y fanatismo, serán manipulados por líderes astutos, y cada uno se hará el instrumento de la esclavización de los demás. [xxiv]  [Carta a Alexander von Humboldt 06 de diciembre 1813]
Doscientos y un año, tres semanas y cuatro días después de que el presidente Jefferson escribiera sus sabias y proféticas palabras de precaución, sin duda podemos corroborar lo siguiente: México no ha logrado “revolucionarse”; la historia todavía no “aporta ningún ejemplo de un pueblo de sacerdotes plagado manteniendo un gobierno civil libre”, y tanto México como las “provincias del sur” – en otras palabras, América Latina en su conjunto – precisamente debido a este “grado más bajo de ignorancia”, y a esa “profunda ignorancia y fanatismo” sigue siendo indispuesta para su propia libertad, mientras que “los líderes civiles y religiosos” continúan aprovechando esta condición “para sus propios fines” –  y sin embargo, también lo ha hecho los Estados Unidos. 
Sin embargo, Sr. Presidente, a medida que seguimos aplicando la analogía del árbol, y comprendemos claramente cómo la cultura juega un papel inevitable en la realidad social, económica y política de todas y cada una de las naciones, nos damos cuenta de que en consecuencia el fruto de la decadencia Latinoamericana cae cerca del árbol español de la depravación. Mientras que informes de violencia y de corrupción en América Latina siguen llenando las noticias, reportes incesantes de escándalos de corrupción que involucran todos los niveles de la infraestructura política de la “Madre Patria[xxv] [xxvi] [xxvii], incluyendo hasta miembros de la Familia Real española[xxviii], continúan encabezando los titulares internacionales.
Mientras tanto, conforme paseamos por el bosque cultural hispano, y en función de la definición específica que aplicamos al término, numerosos son los países de habla hispana que, o bien están clasificados como “narco-estados” o están en el proceso de convertirse en uno: Venezuela[xxix] [xxx] [xxxi] [xxxii] [xxxiii], México[xxxiv] [xxxv] [xxxvi] [xxxvii] [xxxviii] [xxxix] [xl], Puerto Rico[xli] [xlii] [xliii] [xliv] [xlv] [xlvi],  Argentina[xlvii] [xlviii] [xlix] [l], Bolivia[li] [lii] [liii] [liv], Perú[lv] [lvi] [lvii], El Salvador[lviii] [lix] [lx], Honduras[lxi] [lxii] [lxiii], Guatemala[lxiv] [lxv] [lxvi] [lxvii], Costa Rica[lxviii] [lxix], etc., están trazando un camino directo de regímenes políticos, económicos y sociales – de regímenes culturales – dominados por el crimen organizado que extiende desde Tierra del Fuego, a través de la cordillera de los Andes, el Amazonas, la América Central y México, cruzando la frontera de los Estados Unidos hasta las comunidades hispanas y los barrios del país más poderoso – y del “narcomercado” más grande – del planeta, amenazando la desaparición del imperio estadounidense en un torbellino de violencia, de pandillas, de mediocridad socioeconómica, de crimen organizado y de corrupción endémica – es decir, Sr. Presidente, en su propia “narco-revolución”.
 Al otro lado del Atlántico, España ya está oficialmente reconocida como el principal portal de narcóticos ilegales para toda Europa[lxx] [lxxi] [lxxii] [lxxiii] [lxxiv]. Dada la proclividad de su cultura para la corrupción, es sólo cuestión de tiempo antes de que los funcionarios españoles pongan su corruptibilidad a la disposición de los "narcoeuros" del Cártel – si es que no lo han hecho ya. La narcorrevolución, Sr. Presidente, no sólo es un peligro claro y presente para nuestra seguridad nacional y para nuestro futuro, sino que ya está en marcha en América.
 La corrupción endémica, de la cual el status de narco-Estado es solamente una variante, aunque extrema, se está convirtiendo rápidamente en la segunda década del siglo XXI en la característica más representativa del régimen político, del tejido social y del sistema económico de muchos países y de muchas comunidades hispanas en todo el mundo. La corrupción política representa para cualquier nación la usurpación del poder del Estado en manos del mejor postor – circunvalando por completo el proceso electoral democrático a la vez que establece la depravación de la delincuencia como núcleo esencial de todas sus instituciones gubernamentales. Sin embargo, para los países de habla española, la mayoría de los cuales han luchado durante siglos para lograr algún tipo de estabilidad política, de seguridad social, y de prosperidad económica, este grado generalizado de corrupción no refleja una condición temporal, sino más bien un rasgo cultural que se inicia en sus creencias (especialmente sus creencias religiosas), sus costumbres, sus gustos y preferencias, y se expresa a través de los principios y valores de la gente misma: por lo tanto, no tiene una solución que podría ser concebida como puramente política o económica, sino que requiere una profunda y radical reforma cultural similar a una contrarrevolución cultural.
Esto es un gran reto para nosotros como nación y, sin embargo, como cultura, no estamos particularmente provistos del necesario análisis filosófico autocrítico requerido para una profunda deliberación ideológica. Como resultado, no es que nos hayamos olvidado de que la pluma es más poderosa que la espada; es que desde un principio nunca hemos aprendido esa lección: mientras que la ciencia y la tecnología son  puntos fuertes de América, la falta de sabiduría filosófica sigue siendo el talón de Aquiles americano.
 Nuestra incapacidad para proyectar la naturaleza del conflicto a una arena ideológica es simplemente la consecuencia lógica de la carencia americana de profundidad filosófica-sociopolítica. En efecto, mientras que algunos de nuestros Padres Fundadores se contaron entre las mentes más renombradas de su tiempo, hombres de su talla intelectual rara vez han aparecido en los pasillos de la academia, mucho menos en los del Senado, del Congreso, de la Corte Suprema, o – sin ánimo de ofender – de la Casa Blanca.
Los atavíos de nuestro poderío económico y militar han sido demasiado tentadores, y hemos abusado en repetidas ocasiones de ese poder. América, Sr. Presidente, ha sido sin duda más responsable, directa e indirectamente, por más actos de terrorismo estatal, tanto dentro de sus fronteras como en el extranjero, que cualquier otro gobierno del Primer Mundo durante los últimos cincuenta años – y no me refiero sólo al reciente informe de la Cámara de Senadores sobre el programa de tortura de la CIA[lxxv], sino también, por ejemplo, al hecho de que “presumimos”  de la tasa de encarcelamiento más alta de la historia humana, peor incluso que la de Rusia bajo Stalin o que de China bajo Mao. En todo el mundo somos conocidos por ser los emisarios de la tortura y de la muerte en lugar del de las ideas y de la ilustración. Destruimos, pero no construimos; matamos pero no convencemos; castigamos pero no recompensamos; sobornamos pero no inspiramos.
Esto tiene que acabar.
Para agregar claridad al tema, Sr. Presidente, la Guerra contra las Drogas, así como la Guerra contra el Terrorismo son, en su esencia misma, guerras de ideología cultural. Esta es la nueva guerra del siglo XXI y el campo de batalla es la mente de las masas. Este no es el tipo de guerra que uno gana recurriendo a la tortura, o lanzando bombas, dirigiendo drones, o disparando balas. De hecho, nada se resiste más al cambio cultural que la directa oposición física a sus ideologías. Este es el tipo de guerra que requiere de nuevas estrategias, de nuevas reglas de combate, y de una nueva generación de guerreros y generales. Para tener éxito en este nuevo frente debemos implicar, capturar y transformar eficazmente los corazones y las mentes de aquellos que de otra manera serían nuestros enemigos y convertirlos en aliados y socios en nuestro éxito. Este es un tipo de guerra que históricamente los Estados Unidos, debido a su propia ideología cultural, han sido inadecuados para reconocer, mucho menos ganar. Debemos estar dispuestos a transformar culturas que de otro modo serían destinadas al fracaso y a la miseria, pero primero tenemos que estar dispuestos a transformarnos a nosotros mismos. Este es el Gran Desafío que enfrenta los Estados Unidos hoy en día.
El tipo de corrupción institucional endémica – mucha de la cual está vinculada al tráfico de drogas – manifiestamente presente en muchos países de la cultura hispana delata la falla total y absoluta del proceso democrático en una de las culturas y civilizaciones más antiguas y extendidas del mundo occidental. En otras palabras, Sr. Presidente, lo que estamos presenciando durante esta segunda década del siglo XXI como resultado directo de esta omnipresente narco-revolución, no es nada menos que la muerte de la democracia en la mayor parte del mundo hispano junto con el nacimiento de una nueva forma de gobierno: la "mafiaocracia". No vaya a pensar ni por un momento, Sr. Presidente, que en América somos inmunes a esta tendencia global. Con respeto, me permito recordarle la corrupción desenfrenada y el aumento general de la delincuencia organizada que caracterizó la Era de Prohibición del siglo anterior a consecuencia del Acta Volstead.
De hecho, esta narco-revolución no sólo ha permeado los aspectos más íntimos de la cultura hispana y de sus gobiernos, sino que también anuncia el colapso de la misma. Este colapso, a su vez, no sólo amenaza inevitablemente con extenderse al resto de la comunidad internacional, sino que creará una pesadilla viviente para nuestros funcionarios de fronteras ya que tendrán que hacer frente a la creciente avalancha de refugiados que buscarán desesperadamente el amparo de los Estados Unidos.
Los Estados Unidos, con su creciente comunidad hispana, cada día más social, política y económicamente influyente; la Unión Europea, con España como portal principal de entrada de la narco-revolución al resto de Europa; y los países de África occidental a través de Guinea-Bissau[lxxvi] [lxxvii] [lxxviii] [lxxix] [lxxx] [lxxxi], oficialmente reconocido como bajo el control de los narco-cárteles de América Latina y, por tanto, una amenaza para el resto del continente[lxxxii] [lxxxiii] [lxxxiv] [lxxxv], están todos experimentando las primeras etapas de este proceso de colapso estatal masivo. Estamos, por lo tanto, Sr. Presidente, frente a tal vez la mayor amenaza mundial para la estabilidad política, la prosperidad económica y la seguridad social del Primer Mundo – y de América con él – desde el comienzo de la Edad Moderna con el estallido de la Revolución Francesa en 1789.
Lo que sin duda es necesario, Sr. Presidente, es una nueva línea de pensamiento bastante ajeno al que analistas sociales y políticos entrenados en  América (e incluso formados en el Occidente) han demostrado, una y otra vez, ser capaces de seguir. Nuestro presente y futuro depende de ello.
Como alguien convencido de que si no eres parte de la solución eres el problema, me he enfrentado con todos estos temas relevantes, y muchos más, en mi serie “Crónicas de una Tormenta Perfecta: La Narcorrevolución, la Crisis Internacional del Mundo Hispano y la Biopsicofilosofía Cultural”.
Mi estudio sigue una nueva línea de análisis interdisciplinario de la cultura, una que es clínica por naturaleza. Se analiza la esencia de esta crisis (diagnosis), se traza la historia de sus orígenes (etiología), se ofrece una proyección de escenarios futuros en el caso de que se continúe desarrollando de acuerdo a su estado y trayectoria actuales (pronóstico), y, finalmente, se propone un plan de tratamiento sistémico-cultural para hacer frente a la crisis con eficacia y eficiencia. Las ideas presentadas aquí son innovadoras, y fundamentadas en una nueva perspectiva y paradigma para el análisis de la cultura, una que incluye e integra las ciencias humanas y sociales (la literatura, la historia, la religión, la sociología, la política y la economía, etc.), pero que está basada en el estudio de sistemas complejos, de la economía conductual, de la sociobiología, de la psicología evolutiva, de la paleoantropología, de la primatología, de la genética, de la biología molecular y de las neurociencias cognitivas, afectivas y económicas.
Las perspectivas, argumentos y conclusiones de este extenso y meticuloso estudio tienen implicaciones para las políticas nacionales de los estados hispanos y africanos por igual, así como para las políticas nacionales y extranjeras de los EUA y para los países miembros de la Unión Europea.
En conclusión, lo que esta narco-revolución demuestra es que se trata de una cadena causal de relaciones interdependientes. El futuro de América está entrelazado con el presente de sus comunidades hispanas, y el presente de sus comunidades hispanas está enmarañado con el presente y el pasado de Latinoamérica. No podemos cambiar el pasado de Latinoamérica, pero hay que comprender ese pasado con el fin de oficiar mejor su presente y así asegurar nuestro propio futuro.

Bienvenido al bosque, Sr. Presidente y Feliz Año Nuevo.

Atentamente,
Shodai Sennin J. A. Overton-Guerra



[1] (Traducción del original en inglés.)




[i] Parte del título de mi serie “Crónicas de una Tormenta Perfecta: La Narcorrevolución, la Crisis Internacional del Mundo Hispano y la Biopsicofilosofía Cultural”, disponible por amazon.com marzo del 2015.
[ii] “Income and Poverty in the United States: 2013 Current Population Reports”, by Carmen DeNavas-Walt and Bernadette D. Proctor, Issued September 2014, U.S. Department of Commerce Economics and Statistics Administration, U.S. Census Bureau, http://www.census.gov/content/dam/Census/library/publications/2014/demo/p60-249.pdf. Accessed December 29, 2014.
[iii] “Latino Academic Achievement Gap Persists”, by Martha Mendoza, December 12, 2013, Huffington Post, http://www.huffingtonpost.com/2013/12/23/latino-achievement-gap_n_4492908.html. Accessed December 29, 2014.
[iv] “Latino Academic Achievement Gap Persists”, by Martha Mendoza, December 12, 2013, Huffington Post, http://www.huffingtonpost.com/2013/12/23/latino-achievement-gap_n_4492908.html. Accessed December 29, 2014.
[v] National Gang Center. National Youth Gang Survey Analysis, by the US Department of Justice. http://www.nationalgangcenter.gov/survey-analysis/demographics. Accessed December 29, 2014.
[vi] “Between Two Worlds: How Young Latinos Como of Age in America”, Pew Research Center, A Pew Hispanic Center Report, Updated Edition, July 1, 2013,  http://www.pewhispanic.org/files/reports/117.pdf. Accessed December 29, 2014.
[vii] “Teen Pregnancy Graphics Data Descriptions”, Centers for Disease Control and Prevention, June 9, 2014, http://www.cdc.gov/teenpregnancy/longdescriptors.htm. Accessed December 29, 2014.
[viii] “Drug cartels in U.S. as big a threat as terrorism”, by Sylvia Longmire, December 9, 2010, CNN, http://www.cnn.com/2010/OPINION/12/09/longmire.mexico.drug.war/. Accessed 29 December, 2014.
[ix] “Latin America Is World's Most Violent Region”, por David Luhnow, The Wall Street Journal, updated April 11 2014, http://online.wsj.com/articles/SB10001424052702303603904579495863883782316. Accessed November 18, 2014.
[x] “Latin America Scores Lowest on Security”, por Jan Sonnenschein, Gallup, 19 de Agosto de 2014, http://www.gallup.com/poll/175082/latin-america-scores-lowest-security.aspx. Accessed November 19, 2014.
[xi] “México vive la peor crisis de violencia desde la Revolución: 22 mil desapariciones forzadas, miles de casos de tortura, más de 70 mil ejecuciones extrajudiciales y más de 160 mil desplazados forzados” por La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), ante la Asamblea de Estados Parte del Estatuto de Roma que crea la Corte Penal Internacional [CPI], en el marco del 13º Periodo de Sesiones, December 16, 2014, http://cmdpdh.org/2014/12/mexico-vive-la-peor-crisis-de-violencia-desde-la-revolucion-22-mil-desapariciones-forzadas-miles-de-casos-de-tortura-mas-de-70-mil-ejecuciones-extrajudiciales-y-mas-de-160-mil-desplazados-forzados/. Accessed December 17, 2014.
[xii] “Latin America and the Caribbean adopt a common roadmap to address new displacement trends and end statelessness within the next decade”, Notificación de Prensa, 3 December 2014, UNHCR, http://www.unhcr.org/547f31d59.html. Accessed December 15, 2014.
[xiii] “Violencia genera desplazamientos masivos en América Latina” por Forbes Staff, 12 December 2014, Revista Forbes México, http://www.forbes.com.mx/violencia-genera-desplazamientos-masivos-en-america-latina/. Accessed December 15, 2014.
[xiv] “Daniel's journey: How thousands of children are creating a crisis in America” por Moni Basu, el 19 de junio del 2014, CNN, http://www.cnn.com/2014/06/13/us/immigration-undocumented-children-explainer/. Accessed December 15, 2014.
[xv] “The Children of the Drug Wars. A Refugee Crisis, Not an Immigration Crisis” por Sonia Nazario el 11 de julio de 2014, The New York Times, http://www.nytimes.com/2014/07/13/opinion/sunday/a-refugee-crisis-not-an-immigration-crisis.html?_r=0. Accessed December 15, 2014.
[xvi] “The Central American Child Refugee Crisis: Made in U.S.A.” por Alexander Main, 30 de julio de 2014, Dissent, http://www.dissentmagazine.org/online_articles/the-central-american-child-refugee-crisis-made-in-u-s-a. Accessed December 15, 2014.
[xvii] “The Deadly, Invisible Borders Inside El Salvador” por Óscar Martínez, 12 de agosto de 2014, New Republic, http://www.newrepublic.com/article/119027/border-crisis-what-refugees-are-escaping-central-america. Accessed December 15, 2014.
[xviii] “Here's How The U.S. Sparked A Refugee Crisis On The Border, In 8 Simple Steps” by Roque Planas y Ryan Grim, July 18, 2014, Huffington Post, http://www.huffingtonpost.com/2014/07/18/refugee-crisis-border_n_5596125.html. Accessed  December 15, 2014.
[xix] “Blowback on the Border: America’s Child Refugee Crisis”, by Laura Carlsen, July 18, 2014, Foreign Policy in Focus, http://fpif.org/blowback-border-americas-child-refugee-crisis/. Accessed 15 December 2014.
[xx] “The child migrant crisis is just the latest disastrous consequence of America’s drug war” by Ted Galen Carpenter, July 21, 2014, The Washington Post, http://www.washingtonpost.com/news/the-watch/wp/2014/07/21/the-child-migrant-crisis-is-just-the-latest-disastrous-consequence-of-americas-drug-war/. Accessed December 15, 2014.
[xxi] “ENTREVISTA-Violencia por drogas, cambio climático crean incesante ola de refugiados latinoamericanos”, by Anastasia Moloney, December 12, 2014, Agencia Reuters, http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTAKBN0JQ1UT20141212?pageNumber=2&virtualBrandChannel=0&sp=true. Accessed December 15, 2014.
[xxii] “ENTREVISTA-Violencia por drogas, cambio climático crean incesante ola de refugiados latinoamericanos”, by Anastasia Moloney, 12 December 2014, Agencia Reuters, http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTAKBN0JQ1UT20141212?pageNumber=2&virtualBrandChannel=0&sp=true. Accessed December 15, 2014.
[xxiv] “American History from Revolution to Reconstruction and Beyond”, “The Letters of Thomas Jefferson 1743-1826”, http://www.let.rug.nl/usa/presidents/thomas-jefferson/letters-of-thomas-jefferson/jefl224.php. Accessed December 29, 2014.
[xxv] “Las tramas de corrupción golpean la imagen de la clase política”, por J.D., 8 de diciembre, 2014, http://www.expansion.com/noticias/corrupcion-politica.html. Accessed December 8, 2014.
[xxvi] “Corrupción Política”, digital portal of El País to a host of articles on Spanish political corruption, http://elpais.com/tag/corrupcion_politica/a/, December 9, 2014; accessed same day.
[xxvii] “Anexo: Supuestos casos de corrupción política en España”, http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Supuestos_casos_de_corrupci%C3%B3n_pol%C3%ADtica_en_Espa%C3%B1a. Accessed December 8, 2014.
[xxviii] “La imagen de la familia real española empañada por escándalo de corrupción”, La Nación Mundo, February 7, 2014, http://www.nacion.com/mundo/familia-espanola-empanada-escandalo-corrupcion_0_1395260553.html. Accessed November 19, 2014.
[xxix] “Narcoestado: Chávez, el capo de los capos”, by Ludmila Vinogradoff (ABC corresponsal in Caracas), jueves 26 de abril, 2012 (El País), http://www.reportero24.com/2012/05/narcoestado-chavez-el-capo-de-los-capos/. Accessed December 8, 2014.
[xxx] “Venezuela: de petroestado fallido a narcoestado emergente”, by Gustavo Coronel, blog “Las Armas de Coronel”, Thursday, September 26, 2013, http://lasarmasdecoronel.blogspot.mx/2013/09/venezuela-del-petroestado-fallido-al.html. Accessed December 8, 2014.
[xxxi] “Narcoestado: hecho en socialismo”, por Orian Brito Peña, El Universal, September 28, 2013,  http://www.eluniversal.com/opinion/130928/narcoestado-hecho-en-socialismo. Accessed December 8, 2014.
[xxxii] “Walid Makled dice que Venezuela es un ‘narcoestado’”, por EFE, Semana, 4 de abril, 2011 http://www.semana.com/nacion/articulo/walid-makled-dice-venezuela-narcoestado/237879-3. Accessed December 8, 2014.
[xxxiii] “¿Es Venezuela un narcoestado?”, by Carlos Sánchez Berzain, El Nacional, August 3, 2014  http://www.el-nacional.com/opinion/Venezuela-narcoestado_0_457154338.html. Accessed December 8, 2014.
[xxxiv] “Drug cartels tighten grip; Mexico becoming 'narco-state'”, by Chris Hawley, AZ Central, February 7, 2010. http://www.azcentral.com/news/articles/2010/02/07/20100207mexico-lawlessness.html. Accessed December 8, 2014. 
[xxxv] “De Michoacán a Guerrero, el Narco Estado”, by José Gil Olmos, Proceso, October 22, 2014. http://www.proceso.com.mx/?p=385464. Accessed December 8, 2014.
[xxxvi] “Conmoción mexicana”, por Gustavo Esteva, Digital Global, 6 de diciembre, 2014. https://www.diagonalperiodico.net/global/24922-conmocion-mexicana.html Accessed December 8, 2014.
[xxxvii] “México es peor que un narcoestado, es una mafiocracia”, por Paula Mónaco, El Telégrafo, 3 de noviembre 2014.  http://www.telegrafo.com.ec/mundo/item/mexico-es-peor-que-un-narcoestado-es-una-mafiocracia.html. Accessed December 8, 2014.
[xxxviii] “México vive un ‘narco-estado’, dice diputado por primera vez en San Lázaro”, por Jesusa Cervantes, Proceso, October 7, 2014. http://www.proceso.com.mx/?p=384134. Accessed December 8, 2014.
[xxxix] “El que calla otorga: Diputados federales guardan silencio cuando se menciona que México vive un narco-estado”, Radio Zitácuaro, October 8, 2014. http://www.radiozitacuaro.com/nacionales/el-que-calla-otorga-diputados-federales-gurdan-silencio-cuando-se-menciona-que-mexico-vive-un-narco-estado/ Accessed December 8, 2014.
[xl] “México vive un narco-estado. Diputados coinciden”, El Mañana, October 8, 2014, http://elmanana.com.mx/noticia/46386/Mexico-vive-un-narcoestado.html. Accessed December 8, 2014.
[xli] “El cartel narco-religioso” por Miguel Rodríguez Casellas, Revista Cruce, October 10 , 2011, http://www.revistacruce.com/politica-sociedad/el-cartel-narco-religioso.html. Accessed December 8, 2014.
[xlii] “Vamos en esa ruta - La Isla parece cumplir con 12 de los 15 atributos del ‘narcopaís’”, El Nuevo Día, December 12, 2011, http://www.elnuevodia.com/vamosenesaruta-1141642.html. Accessed December 8, 2014.
[xliii] “Droga y política: Puerto Rico como narcoestado” by  Pepe-Jaiba, El Jaiba, October 11, 2011.  http://www.eljaiba.com/1381/droga-y-politica-puerto-rico-como-narcoestado/. Accessed December 8, 2014.
[xliv] Miguel Pereira: “Puerto Rico es un narcoestado”, Primera Hora, October 31, 2011, http://www.primerahora.com/noticias/policia-tribunales/nota/miguelpereirapuertoricoesunnarcoestado-573493/. Accessed December 8, 2014.
[xlv] “Puerto Rico is a Narco State” por Aurelys Cotto, Interamerican University Of Puerto Rico, 24 de mayo 2014, https://www.academia.edu/2965531/Puerto_Rico_is_a_Narco_State.  Accessed December 8, 2014.
[xlvi] “Is Puerto Rico becoming a narco-state?”, por  Elyssa Pachico, The Christian Science Monitor, 16 de diciembre 2011, http://www.csmonitor.com/World/Americas/Latin-America-Monitor/2011/1216/Is-Puerto-Rico-becoming-a-narco-state. Accessed December 8, 2014. 
[xlvii]“Haley Cohen: Argentina, the new narco state”, por Haley Cohen, Twin Cities Pioneer Press, 29 de abril, 2012. http://www.twincities.com/ci_20510865/haley-cohen-argentina-new-narco-state. Also published in Foreign Policy on April 19, 2012 as “The New Narco State. Mexico's drug war is turning Argentina into the new Wild West of the global narcotics trade”, http://foreignpolicy.com/2012/04/19/the-new-narco-state/Accessed December 8, 2014.
[xlviii] "Si no reaccionamos, Argentina se convierte en un narco-Estado", La Capital, November 10, 2014. http://www.lacapital.com.ar/politica/Si-no-reaccionamos-Argentina-se-convierte-en-un-narco-Estado-20141110-0007.html.  Accessed December 8, 2014.
[xlix] “Ante el riesgo de ser un narco-Estado” por Eugenio Burzaco, La Nación, October 22, 2014. http://www.lanacion.com.ar/1737472-ante-el-riesgo-de-ser-un-narco-estado. Accessed December 8, 2014.
[l] “Once Just a Stopover for Drug Traffickers, Argentina Has Now Become a Destination”, by Emily Schall, The New York Times, July 7, 2012, http://www.nytimes.com/2012/07/08/world/americas/for-drug-traffickers-argentina-has-become-a-destination.html?_r=0. Accessed December 8, 2014. 
[li] “Mexican Narcos Dominate Bolivia”, by Havana Pura, Borderland Beat, 23 November 2012, http://www.borderlandbeat.com/2012/11/mexican-narcos-dominate-bolivia.html. Accessed December 8, 2014.
[lii] “Informes de inteligencia describen a Bolivia como un 'Narcoestado'” by Gerardo Reyes, Univisión, September 7, 2011, http://noticias.univision.com/article/614158/2011-09-07/univision-investiga/investigaciones/informes-inteligencia-describen-bolivia-narcoestado. Accessed December 8, 2014. 
[liii] “Bolivia’s Narco State Now Out in the Open” por Roberto Ortiz, Blog of the Panam Post, 27 October de 2014, http://blog.panampost.com/roberto-ortiz/2014/10/27/bolivias-narco-state-now-out-in-the-open/. Para la versión del mismo artículo en castellano: http://esblog.panampost.com/roberto-ortiz/2014/10/17/bolivia-reafirma-su-imagen-internacional-de-narcoestado/. Accessed December 8, 2014.
[liv] “¿Será Bolivia el próximo Afganistán? El país andino es un centro para el crimen organizado y un refugio para los terroristas” by Mary Anastasia O’Grady, Wall Street Journal, October 28, 2013, http://lat.wsj.com/articles/SB10001424052702303471004579162272803295980?tesla=y&mod=WSJS_inicio_MiddleTop&mg=reno64-wsj&url=http://online.wsj.com/article/SB10001424052702303471004579162272803295980.html?mod=WSJS_inicio_MiddleTop. Accessed December 8, 2014.  
[lv] “Advierten que Perú podría ser un narcoestado como en México”, RPP Política, July 2, 2012, http://www.rpp.com.pe/2012-07-02-advierten-que-peru-podria-ser-un-narcoestado-como-en-mexico-noticia_497543.html. Accessed December 8, 2014. 
[lvi] “In No. 1 cocaine-producer Peru, narco candidates are tainting nationwide elections”, Associated Press with contributions by Carlos Neyra, Fox News, October 4, 2014, http://www.foxnews.com/world/2014/10/04/in-no-1-cocaine-producer-peru-narco-candidates-are-tainting-nationwide/. Accessed December 8, 2014.
[lvii] “A Parade of Narco-Tied Politicians Are Winning Elections in Peru” por Lali Houghton, Vice News, 21 October de 2014, https://news.vice.com/article/a-parade-of-narco-tied-politicians-are-winning-elections-in-peru. Accessed December 8, 2014.
[lviii] “Are Northern Triangle Countries 'Narco-States'?” por Marguerite Cawley, August 20, 2013, Insight Crime – Organized Crime in the Americas, http://www.insightcrime.org/news-analysis/northern-triangle-countries-dangerously-close-to-becoming-narco-states. Accessed December 9, 2014.
[lix] “Disgrace of the Narco State” by Jeremy Corbyn, November 20, 2014, Morning Star http://www.morningstaronline.co.uk/a-7cd8-Disgrace-of-the-narco-state#.VIcmMzHQqm4. Accessed December 9, 2014.
[lx] “Will elections in El Salvador create a narcostate?” by Roger F. Noriega, American Enterprise Institute, February 24, 2014,  http://www.aei.org/publication/will-elections-in-el-salvador-create-a-narcostate/. Accessed December 9, 2014.
[lxi] “Honduras Worried About Becoming Narco-State”, by Thelma Mejía, October 22, 2010, Inter Press Service News Agency, http://www.ipsnews.net/2010/10/honduras-worried-about-becoming-narco-state/. Accessed December 9, 2014.
[lxii] “Honduras: The Bloodiest Nation In The World” by Palash Ghosh, June 1, 2012, International Business Times, http://www.ibtimes.com/honduras-bloodiest-nation-world-705532. Accessed December 9, 2014.
[lxiii] “Honduras: A Mission Gone Wrong” por Mattathias Schwartz, December 31, 2013, Pulitzer Center on Crisis Reporting, http://pulitzercenter.org/reporting/central-america-honduras-war-drugs-narco-traffic. Accessed December 9, 2014.
[lxiv] “Gautemala: A Narco State?” by Lucia Newman, August 14, 2011, Al Jazeera,  http://blogs.aljazeera.com/blog/americas/guatemala-narco-state. Accessed December 9, 2014.
[lxv] “Is Guatemala Becoming a Narco State?” by Geoffrey Ramsey, May 31 2011, The Christian Science Monitor, http://www.csmonitor.com/World/Americas/Latin-America-Monitor/2011/0531/Is-Guatemala-becoming-a-narco-state. Accessed December 9, 2014.
[lxvi] “Guatemala becomes killing field as drug wars spread through Central America” por Rory Carroll, 28 de junio de 2011, The Guardian, http://www.theguardian.com/world/2011/jun/28/guatemala-town-mexico-narco-wars. Accessed December 9, 2014.
[lxvii] “How Narco States Work” por Josh Clark, 20 de enero de 2009, HowStuffWorks.com,   http://money.howstuffworks.com/narco-state4.htm. Accessed December 9, 2014.
[lxviii] “Una ola de violencia entre narcos sacude a Costa Rica” por Álvaro Murillo, 2 December 2014, El País, http://internacional.elpais.com/internacional/2014/12/02/actualidad/1417556282_771707.html. Accessed December 9, 2014.
[lxix] “Is Costa Rica The New Narco-State?”, The Costarican Times, November 1, 2014, http://www.costaricantimes.com/is-costa-rica-the-new-narco-state/24090. Accessed December 9, 2014.
[lxx] “World Drug Report 2010”, by United Nations Office on Drugs and Crime, “The wholesale price in Spain was significantly lower than the average in Europe, possibly reflecting Spain’s role as a major point of entry for cocaine into the European market.”, page 170, http://www.unodc.org/documents/wdr/WDR_2010/World_Drug_Report_2010_lo-res.pdf. Accessed December 9, 2014.
[lxxi] “Spain is drug gateway to Europe”, April 24, 2013, EuroWeekly News, https://www.euroweeklynews.com/news/spanish-news/item/114060-spain-is-drug-gateway-to-europe. Accessed December 9, 2014.
[lxxii] “Mexican Drug Cartels Eye Spain As Their New Home” por Louis Nevaer, February 21, 2013, New America Media, http://newamericamedia.org/2013/02/mexican-drug-cartels-eye-spain-as-their-new-home.php. Accessed December 9, 2014.
[lxxiii] “Ruthless, rich and bloody: now Europe's most vicious drug lords target Britain”, por Tony Thompson y Giles Tremlett, June 12, 2005, The Guardian, http://www.theguardian.com/news/2005/jun/12/internationalnews. Accessed December 9, 2014.
[lxxiv] “Spain fights to lose status as drug gateway to Europe” por Agence France-Presse, April 23, 2013, http://www.rawstory.com/rs/2013/04/spain-fights-to-lose-status-as-drug-gateway-to-europe/. Accessed December 9, 2014.
[lxxv] “Senate Select Committee on Intelligence. Committee Study of the Central Intelligence Agency's Detention and Interrogation Program”, Declassification Revisions December 3, 2014, http://i2.cdn.turner.com/cnn/2014/images/12/09/sscistudy1.pdf. Accessed December 29, 2014.
[lxxvi] “How a tiny West African country became the world's first narco state” by Ed Vulliamy, The Observer, March 9, 2008, http://www.theguardian.com/world/2008/mar/09/drugstrade. Accessed December 9, 2014.
[lxxvii] “En el corazón del 'narcoestado'” by Francesca Relea, June 28, 2009, El País, http://elpais.com/diario/2009/06/28/domingo/1246161153_850215.html. Accessed December 9, 2014.
[lxxviii] “A Surge In Cocaine Trafficking Has Turned Guinea Into West Africa's Latest Drug Hot Spot” by David Lewis, January 31, 2014, Business Insider, http://www.businessinsider.com/guinea-is-africas-first-narco-state-2014-1. Accessed December 9, 2014.
[lxxix] “TSG IntelBrief: Guinea-Bissau: The World’s First Narco-State” por The Soufan Group, September 18, 2013, Intelbrief, http://soufangroup.com/tsg-intelbrief-guinea-bissau-the-worlds-first-narco-state/. Accessed December 9, 2014.
[lxxx] “Guinea Bissau: Africa’s first narcostate” by Loro Horta, October 2007, African Studies Center, University of Pennsylvania, http://www.africa.upenn.edu/Articles_Gen/guinbisauhorta.html. Accessed December 9, 2014.
[lxxxi] “Guinea-Bissau: In Need Of A State” by International Crisis Group, July 2, 2008, http://www.crisisgroup.org/~/media/Files/africa/west-africa/guinea-bissau/Guinea-Bissau%20In%20Need%20of%20a%20State.pdf. Accessed December 9, 2014.
[lxxxii] “Narco-States: Africa's Next Menace” by Davin O'regan”, March 12, 2012, http://www.nytimes.com/2012/03/13/opinion/narco-states-africas-next-menace.html?_r=0. Accessed December 9, 2014.
[lxxxiii] “New drug threat to West Africa, warns president of Guinea” by Colin Freeman, June 15, 2013, The Telegraph, http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/africaandindianocean/guinea/10121817/New-drug-threat-to-West-Africa-warns-president-of-Guinea.html. Accessed December 9, 2014.
[lxxxiv] “Is democracy under threat in West Africa?” by Lansana Gberie, Agosto de 2012, African Renewal Online, http://www.un.org/africarenewal/magazine/august-2012/democracy-under-threat-west-africa. Accessed December 9, 2014.
[lxxxv] “Transnational Crime in West Africa: A Threat Assessment” by United Nations Office On Drugs and Crime, February 2013, http://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/tocta/West_Africa_TOCTA_2013_EN.pdf. Accessed December 9, 2014.